Rodolfo Casillas R.

Yo soy una persona hondureña, nacido en Honduras, criado en El Salvador, tengo 50 años, estuve mucho tiempo trabajando en eso, con respecto a llevar inmigrantes a Estados Unidos. Primero, son experiencias inolvidables porque le pasan cosas que uno ni se imagina. Primero, uno dice “Yo soy pollero”, eso es mentira, el pollero no existe, sin redes de polleros, que mientras usted va pasando, según el estado, o según el país, ahí lo agarra otra persona o grupo suyo, nada más que ahí ya va como guía y suceden muchas muchas dificultades en el camino.

Roberto fue coyote durante mucho tiempo en la zona de Estados Unidos, tenía una casa enorme y propiedades allá hasta que una denuncia lo llevó a la cárcel y lo perdió todo. Entonces, después de cumplir su condena regresó a El Salvador, con el dinero que le quedaba compró ganado y empezó a trabajar, pero dicen que la envidia de los mismos parientes lo llevó a perder todo.

Él es un coyote activo. Nos cuenta que hace diez días acaba de volver de su último viaje y que nos puede contar bien, porque la pasó algo terrible, un gran susto, porque llevaba a gente “clavada” y sufrieron un accidente. Nos dice que le preguntemos eso. Nos vamos a la zona de zafra. Milcho está trabajando conduciendo un tráiler que saldrá más noche. Está esperando. Le llevamos su almuerzo. Nos recibe en una galera, sentado en su hamaca. Hay otro chofer ahí que no se mueve y que está todo el tiempo escuchando nuestra conversación. Milcho es mucho más parco.

PROFESOR

Contacto +52.30000205