Sí, o sea en lo que trabajaba allá… Primero trabajaba en lo que es la agricultura; trabajaba en un terrenito que teníamos, pues pero más yo trabajaba en eso. Pero como después de lo del huracán Mitch nos quedamos casi orillados del río, y en esa fecha, pues teníamos una buena cosecha, pues precisamente es la que íbamos a sacar; donde habíamos invertido; más de lo que otras veces. Y entonces pasó eso con Mitch y nos dejó, pues, todo lo que teníamos para…, digamos, de lo que habíamos sacado, no pudimos… 

¿Allá? No, yo empecé…, desde mi infancia; yo estaba trabajando y estudiando. Me empecé como…, tipo, 15 años; ya empecé a trabajar de ayudante de albañilería.

Pues, gracias a Dios, hay veces que salimos bien y hay veces que salimos mal. El problema es que el trabajo... Así es el negocio que tenemos nosotros; porque el trabajo que tiene mi papá, más que todo, es puro salvar tomate y chile y pepino; a veces ganamos y a veces perdemos, pero así, así es el trabajo para toda la vida de nosotros. Así es el truque; todos tenemos tiempo, tiempo; de agricultor tenemos trabajo.

Bueno, la verdad de las cosas es que ya nadie puede prosperar, porque, casualmente, las personas que no pueden salir adelante son las que sufren más, porque no ganan nada. Y si a usted miran que ya quiere prosperar, pues la
delincuencia está que... De repente, usted ya tiene como vivir; le quitan lo poco que tiene, y si es posible, le quitan la vida también.

Mucha Mara. Nosotros, gracias a Dios, en el área, pues ahí estamos salvos; siempre hay uno que otro que tal vez viene huyendo de otro departamento y viene a radicar ahí y quiere hacerse de las suyas y todo, pero más que todo, no. Hay mucha gente trabajadora que lucha y hace lo posible por sobrevivir el día. Pero en la zona central sí; por ejemplo, en la capital asesinan pilotos por extorsiones... Es muy penoso porque ellos le piden a los dueños de buses...

INTERVISTE REALIZZATE DURANTE LO STUDIO SUL CAMPOALBERGUE TOCHAN


Aportación de: Matteo Cocco Siddi​

Rodolfo Casillas R.

PROFESOR

Contacto +52.30000205

Sí, cuando el noventa y nueve me vine para Estados Unidos, y luego ya no regresé hasta hace poco, en agosto; pues duré como casi once años allá.

¿Yo, en Guatemala? Pues no dedicamos a la agricultura, ¿me entiendes? A sembrar maíz, frijol. Años que no llueve sembramos, yo qué sé, unas cuatro manzanas; allá se dice “manzanas”; allá les pagamos a trescientos la manzana, y cuando sembramos, tal vez sacamos unos diez quintales, entonces, es el caso que no se quede, ¿no?, porque allá no llueve.

Y nos venimos a pie porque esa vez no llegó el amigo que nos traía en el carro, y ahí nos agarró la Migración en la calle. Entonces, nos deportaron. En ese tiempo, me parece que estaba un embajador; estaba Óscar Álvarez -de apellido Álvarez-, él era embajador de Honduras. Entonces, me deportaron, me tuvieron ocho, diez días; a los diez días me deportaron. De ahí volví a entrar de vuelta, me vine para Laredo, como ya conocía el trayecto para acá, me vine de vuelta. Me volvieron a agarrar de vuelta.

Es como el Estado. Aquí Saltillo es como una aldea; así estamos nosotros allá; allá se les dice Departamento, pero el departamento jala bastantes aldeas. Entonces,ahí jala tres pueblos; lo que es La Gomera, Siquinalá y Santa Lucía. Ahora, donde yo vivo, pues ahí no es pueblo; ahí es una aldea que se compone como de unas tres mil personas con todo y niños. Es una aldea pequeña que se llama Aldea Cerro Colorado. Sí, del departamento de Escuintla.

Y nos venimos a pie porque esa vez no llegó el amigo que nos traía en el carro, y ahí nos agarró la Migración en la calle. Entonces, nos deportaron. En ese tiempo, me parece que estaba un embajador; estaba Óscar Álvarez -de apellido Álvarez-, él era embajador de Honduras. Entonces, me deportaron, me tuvieron ocho, diez días; a los diez días me deportaron. De ahí volví a entrar de vuelta, me vine para Laredo, como ya conocía el trayecto para acá, me vine de vuelta. Me volvieron a agarrar de vuelta.